Prepare Your Body for the Cold- Discover how to prepare our immune system for the cold season by eosia

Cómo preparar tu cuerpo para el frío

eosia

eosia

Los cambios climáticos muchas veces vienen de la mano de gripe e infecciones virales. durante el otoño y el invierno, la probabilidad de ser víctima de estas infecciones estacionales aumenta. Si bien caer enfermo no es completamente inevitable, tenemos algo en nuestras manos en lo que podemos trabajar: ¡nuestra inmunidad inherente!

En este artículo, compartiremos formas de preparar el cuerpo para los próximos meses de frío. Vamos a por ello:

Priorizar la rutina de bienestar

Los meses de frio son aquellos en los que no tenemos ganas de levantarnos de nuestras cómodas y calentitas camas por la mañana. Pero eso realmente no va a ayudar. En cambio, seguir nuestras rutinas habituales: despertarse temprano, comer sano y hacer ejercicio es muy importante. Esto ayudará al cuerpo a adaptarse mejor a los ritmos naturales.

Dormir bien

Para despertarnos temprano, y dormir las horas que requerimos, tenemos que irnos a la cama temprano. Es más fácil quedarse dormido durante los inviernos, considerando que oscurece rápidamente. Dejar los dispositivos a un lado y establecer una rutina de sueño adecuada ayudaría a conciliar el sueño más rápido. Con un sueño profundo y sin perturbaciones durante la noche, siempre te despiertas fresco. Nuestros cuerpos tienen suficiente tiempo para rejuvenecerse y refrescarse, lo que también estimula el sistema inmunológico para hacer frente al clima frío.

Cuidado con la salud intestinal

Un intestino sano equivale a un sistema inmunológico sano. Esta es una de las principales razones por las que debemos centrarnos en la salud de nuestros intestinos. Incluir alimentos probióticos en nuestras comidas es una excelente manera de mejorar la salud del intestino. Algunos de estos alimentos son los yogures veganos, la kombucha y el chucrut. Estos son fáciles de incluir en nuestras comidas y son excelentes alimentos probióticos.

Mantenerse hidratado

Realmente no sentimos sed durante los meses fríos, pero eso no significa que nuestro cuerpo no esté deseando beber agua. Beber agua, zumos caseros e infusiones de hierbas durante el día ayudará a mantener el cuerpo bien hidratado. Esto también promueve la eliminación de todas las toxinas mientras reducimos la inflamación en el cuerpo.

Comer bien

Incluir refuerzos para el sistema inmunitario en nuestras comidas es una excelente manera de mantener a raya las enfermedades. Estos alimentos incluyen frutas cítricas, pimientos rojos, brócoli, jengibre, ajo, espinacas, almendras y semillas saludables. Podemos cocinar estos ingredientes de diferentes maneras y preparar increíbles recetas de invierno. Las sopas son una excelente manera de aprovechar al máximo estos ingredientes en los meses de frío.

Cuidado en caso de infección

A pesar de todo el debido cuidado, si terminamos cayendo enfermos por un resfriado, es importante tener cuidado justo cuando comienzan a aparecer los primeros signos. Para la congestión nasal, podemos usar un humidificador para ayudar a despejar la nariz. Para la irritación de garganta, preparar infusiones de hierbas como el tomillo que tiene propiedades antivirales y consumirlas tibias con una pizca de zumo de limón, para suavizar la garganta. Tomar una ducha caliente también funciona de maravilla; eso es algo que evitamos cuando nos enfermamos, pero en realidad funciona para ayudarnos a mejorar pronto.

Resumiendo

Un poco de cuidado adicional es muy útil, ¡especialmente durante los meses en los que más lo necesitamos! Esperamos que puedas desarrollar tu sistema inmunológico de exposición al frío y mantenerte así alejado de las infecciones con estos sencillos trucos. Feliz temporada de frío, ¡y cuídate!

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email