Pssst! Have you heard? Our eosia community is live! Click here to check it out.
the Perfect Stir-Fry

Cómo preparar el salteado perfecto

eosia

eosia

Preparar el salteado perfecto es ahora posible. Sigue estos sencillos pasos y disfruta de una comida sana y sabrosa

Saltear es una forma de cocinar que todos conocemos bien. Después de todo, es parte de muchas recetas, principalmente las de origen asiático. este tipo de receta suele involucrar verduras salteadas o tofu, y sabemos lo que tenemos que hacer: picar los ingredientes y tirarlos a la sartén. Suena bien, pero la pregunta es: ¿Lo estamos haciendo de la manera correcta? Así puedes preparar el salteado perfecto.

Infórmate sobre las verduras asadas de navidad

Este es el hecho: la mayoría de la gente no conoce el mejor método para preparar el salteado perfecto. Así que hoy, vamos a tratar de comprender cómo perfeccionar esta técnica de cocción y obtener esas verduras salteadas crujientes en nuestros platos. Empecemos:

Elige la sartén idónea

Una sartén ancha o un wok es lo mejor para voltear las verduras. Estos recipientes son más anchos que los demás y tienen un amplio espacio para tirar las verduras rápidamente. La amplia superficie también asegura que los ingredientes se esparzan uniformemente en la sartén, dándoles solo el dorado requerido.

Picar los ingredientes en trozos uniformes

Si deseamos que todas las piezas de la sartén se cocinen uniformemente, debemos asegurarnos de cortarlas uniformemente también. Cortar las verduras (y otros ingredientes) en trozos de 1 centímetro de largo antes de ponerlos en la sartén para sofreírlos rápidamente es la mejor manera de asegurar una cocción homogénea. Esta dimensión es suficiente para que los ingredientes se cocinen rápidamente.

Ordena los ingredientes

Uno de los errores más comunes que cometemos cuando salteamos verduras o tofu es abarrotar la sartén o el wok. Independientemente del tamaño de la sartén, debemos asegurarnos de que los ingredientes tengan suficiente espacio para moverse. Cada pieza picada debe tener la misma exposición al calor, por lo que debemos asegurarnos de cargar la sartén solo cuando sea necesario. Para asegurarnos de hacerlo correctamente podemos añadir las verduras por tandas en función de la cocción que necesiten.

Precalentar la sartén con agua

Si optamos por utensilios de cocina antiadherentes debemos precalentar la sartén con agua. Los utensilios de cocina antiadherentes no deben calentarse cuando están vacíos, por lo que debemos precalentarlos con un poco de agua. Agregar un par de cucharadas de agua a la sartén y calentarla a fuego alto hasta que el agua se evapore es la mejor manera de iniciar un salteado. Esto llevará un par de minutos, y una vez que la sartén esté bien caliente, podemos añadir las verduras y el resto de ingredientes.

Agregar los ingredientes

Ahora llega el turno de los ingredientes. Antes de añadir las verduras, debemos empezar con los aromáticos. Estos incluyen jengibre, ajo, chiles, cebollas y pimientos morrones. Primero, debemos sofreírlos durante unos 2-3 minutos con un poco de agua o caldo hasta que tengan una textura suave.

A continuación, vienen las verduras que tardan más en cocinarse. Estos incluyen zanahorias, nabos, calabaza roja, coliflor y champiñones. Estos requieren de 6 a 10 minutos de salteado. Tras estos agregamos las verduras de cocción rápida: brócoli, repollo, calabacín y guisantes. El tiempo de cocción para estos es de 3-4 minutos. Finalmente podemos agregar la salsa de nuestra elección antes de proceder a rematar con el arroz, fideos o cualquier otro tipo de grano.

Resumiendo

Un sofrito rápido o wok es todo lo que necesitamos para obtener verduras cocidas pero con textura crujiente. Estos son nuestros consejos y trucos para obtener el mejor resultado, ¡y estamos seguros de que con ellos lograrás hacer salteados exquisitos!

Share this article