The shady meat industry that they don't want you to know by eosia

La Ganadería es responsable del 57 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero

eosia

eosia

Los últimos datos no dejan lugar duda; la ganadería y la emisión de gases de efecto invernadero están directamente relacionados. ¿Sabes cómo influye la alimentación en en el medio ambiente?

Cada vez que leemos un artículo sobre la la importancia de reducir el consumo de carne, nos hace pensar, ¿realmente necesitamos reducir su consumo? ¿Cómo ayudaría al mundo que una persona dejara de comer carne? Bueno, si tus pensamientos van en líneas similares, definitivamente debes leer este artículo.

Últimos datos sobre la emisión de gases de efecto invernadero

La revista científica Nature Food realizó un estudio reciente sobre la industria alimentaria y sus efectos sobre el medio ambiente. Los resultados de este estudio no son realmente impactantes; simplemente refuerzan un hecho que todos conocemos muy bien: la ganadería es responsable de las altas emisiones de gases de efecto invernadero. Lo sorprendente es que el porcentaje de contaminación que contribuye  la industria de la carne se ha disparado en los últimos años: ahora es del 57%. Por otro lado, el informe también habla de la contribución de los alimentos de origen vegetal a la contaminación, que es tan solo del 29%.

¿Por qué exactamente son tan altos los números de la industria ganadera?

En primer lugar, porque la población mundial se ha cuadriplicado durante el siglo pasado. El número de consumidores de carne se ha disparado y, aunque muchos están cambiando conscientemente a alimentos de origen vegetal, el número simplemente no es suficiente.

Para satisfacer las necesidades de la creciente población, la industria ganadera ha aumentado enormemente. Los grandes volúmenes de alimentos necesarios para alimentar a la población ganadera en constante aumento también son motivo de preocupación. Este ganado, a su vez, genera grandes cantidades de metano, que es un potente gas de efecto invernadero.

Alimentar a la población en aumento no será una tarea fácil: la ONU proyecta que la producción de alimentos a partir de plantas y animales debería incrementarse en un 70% para 2050 en comparación con 2009. El aumento de la producción de alimentos traería una serie de problemas adicionales. Los cambios en el uso de la tierra se acelerarían, contribuyendo aún más a la deforestación y a un aumento de los gases de efecto invernadero.

Estas estadísticas seguramente nos harán repensar nuestros hábitos alimenticios y tomar medidas. La carne de vacuno por sí sola es un contribuyente significativo a la contaminación, ya que representa el 25% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Le sigue la producción de leche de vaca, la carne de cerdo y la de pollo. Existe una gran diferencia entre las emisiones causadas por la producción de carne y la producción de plantas. Por un solo kilogramo de trigo, se generan 2,5 kilogramos de gases de efecto invernadero. Por otro lado, un kilogramo de carne vacuna produce emisiones de 70 kilogramos.

Si bien nuestros hábitos alimenticios son nuestras elecciones personales, también debemos tomarnos un momento para sentarnos y pensar en las repercusiones. Si cada persona decide reducir su consumo de carne (dejándola de lado y dejando de consumirla), esto impactaría positivamente en el medio ambiente. Un replanteamiento importante no solo de los hábitos alimentarios sino también de las prácticas agrícolas es la necesidad del momento. Si es posible, hazte vegano y haz tu parte; esa es la mejor alternativa que podemos pensar en tiempos como estos.

El ritmo al que aumentan estas cifras es alarmante. Los números futuros no son indicadores positivos, y debemos comenzar a pensar urgentemente en formas de revertir la situación antes de que sea demasiado tarde. El cambio climático es real. Y como dicen, es mejor tarde que nunca. Necesitamos actuar ahora mismo.

Si tu intención es ahondar en un estilo de vida sostenible te recomendamos unirte a eosia.

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email