Pssst! Have you heard? Our eosia community is live! Click here to check it out.
Zinc - The Key to Boosting Your Immunity at eosia

Zinc: la Clave para Aumentar la Inmunidad

eosia

eosia

Hoy en día, todos estamos buscando formas de ayudar al sistema inmune. Hoy en día, todos estamos buscando formas de ayudar al sistema inmune.

Reforzar nuestro sistema inmune es sin duda uno de nuestros principales objetivos últimamente. La pandemia de Covid-19 ha cambiado repentinamente el enfoque sobre cómo desarrollar nuestra inmunidad y es la clave para mantener una buena salud en todo momento. Hay muchas publicaciones, artículos y reenvíos que ahora hablan sobre cómo podemos estimular nuestro sistema inmunológico con la ayuda de nuestras dietas y estilo de vida. Si hay algo en común en todos estos, es la importancia del zinc para aumentar la capacidad inherente de nuestro cuerpo para combatir enfermedades.

Así que la pregunta es: ¿cuánto zinc necesita realmente el cuerpo? Nos sugieren que incorporemos suplementos a nuestra dieta, pero ¿qué pasa si terminamos tomando más de lo que el cuerpo necesita? Bueno, si has tenido estas preguntas en mente, es hora de que tengamos una charla elaborada sobre el zinc, la clave para aumentar la inmunidad:

. . Comencemos con el zinc, la clave para fortalecer la inmunidad:

¿Qué es el Zinc?

El zinc es un nutriente esencial que el cuerpo requiere para muchos propósitos diferentes, como el crecimiento y el desarrollo, la cicatrización de heridas, la expresión génica, la función inmunológica fuerte, la síntesis de proteínas y ADN. Sin embargo, como el zinc es un nutriente esencial, nuestros cuerpos no pueden producir ni almacenar zinc. Esto también explica por qué necesitamos consumir zinc constantemente para garantizar niveles adecuados.

¿Qué sucede cuando no ingerimos suficiente zinc como se requiere?

Alrededor de 2 mil millones de personas en el mundo tienen deficiencia de zinc debido a diferentes causas. Si bien algunos tienen una ingesta dietética adecuada, sus cuerpos no pueden absorber el zinc. Los otros no tienen suficientes fuentes de zinc en sus dietas.

Los síntomas típicos de la deficiencia de zinc son problemas de crecimiento y desarrollo, erupciones en la piel, diarrea crónica y dificultad para curar heridas. La deficiencia de zinc en los niños también puede provocar problemas de comportamiento.

¿Quién está en riesgo de deficiencia de zinc?

Quienes están desnutridos o padecen trastornos alimentarios como la bulimia o la anorexia suelen padecer deficiencia de zinc. Además, las mujeres embarazadas, las personas con trastornos gastrointestinales y enfermedades renales crónicas enfrentan un alto riesgo de deficiencia de zinc. Los bebés mayores que solo son amamantados también tienen más probabilidades de sufrir deficiencia de zinc.

La falta de zinc es una de las principales razones de la disminución de la inmunidad entre los niños. En las personas mayores, los síntomas suelen ser piel seca, problemas de fertilidad, adelgazamiento del cabello y cambios de humor.

¿Cómo detectar la deficiencia de zinc?

Simplemente realizar pruebas de laboratorio no ayudaría a detectar la deficiencia de zinc en el cuerpo. La única forma de asegurarnos de tener niveles adecuados de zinc es consumir fuentes de alimentos ricas en zinc u optar por suplementos.

¿Cuánto zinc necesitamos realmente?

Las mujeres mayores de 19 años requieren casi 8 mg de zinc todos los días, mientras que el número aumenta a 11 mg para las mujeres embarazadas. Además, una madre lactante debe tener 12 mg de zinc todos los días. Por otro lado, los hombres requieren 11 mg de zinc al día. Por lo tanto, en promedio, 10-11 mm de zinc son esenciales para mantenernos fuertes contra las enfermedades.

¿Cuáles son las fuentes naturales de zinc?

Aunque muchos alimentos de origen animal son fuentes de zinc, también existen muchas fuentes de zinc de origen vegetal. El tofu, las semillas de cáñamo, la avena, las lentejas, las semillas de calabaza, la quinoa y los hongos shiitake tienen las mayores cantidades de zinc por taza. También debemos incluir muchos guisantes, espinacas, semillas de chía, aguacates, semillas de lino y espárragos en nuestras dietas para asegurarnos de que tenemos un suministro suficiente de zinc adecuado.

¿Cuáles son las consecuencias del consumo excesivo de zinc?

El exceso de zinc en el cuerpo puede provocar toxicidad. Las consecuencias varían desde vómitos, náuseas, pérdida de apetito, calambres e incluso diarrea. Entonces, si bien el zinc ayuda a mejorar nuestra inmunidad, también debemos tener cuidado de no tener una sobredosis de zinc.

Resumiendo

Esperamos que esta información sobre el zinc haya ayudado a comprender mejor este nutriente esencial. Independientemente de si hay una pandemia o no, debemos mantener niveles adecuados de zinc para asegurarnos de mantenernos saludables en todo momento.

Share this article

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email